Uno de los grandes beneficios que se obtiene al hacer un sitio web con Drupal es la posibilidad de administrar fácilmente todos los tipos de contenido existentes.

Por lo general un sitio web presenta distintas áreas de información y podemos encontrar contenido de índole institucional, presentación de productos, formularios, acceso a galerías, cursos, encuestas, etc.

Quiero resaltar la facilidad que te provee Drupal para que una persona pueda crear, editar y borrar cualquiera de estos tipos de contenidos mencionados anteriormente.

Esto brinda la libertad necesaria para trabajar en conjunto con nosotros y que el cliente o alguna persona designada como “editora” pueda mediante un usuario y una contraseña ir cargando la información necesaria no solo para acelerar la puesta online del sitio sino también para que la actualización de la información (en etapas posteriores) sea algo ágil.

Por lo tanto una vez que el sitio esté online, el cliente tendrá el control total de la información y de los cambios que se puedan realizar en cuanto a contenidos y no necesita pedirnos a cada rato editar un producto, cargar uno nuevo, etc.

Adicionalmente puede darse el caso de que haya más de un rol en el sitio. Si bien puede haber un editor general que acceda a todos los contenidos, hay ocasiones donde se necesita limitar el acceso a la edición de ciertas áreas.

Años atrás realizamos una Intranet para un cliente en donde por ejemplo había que definir distintos roles de usuario para el área de “Relaciones públicas”, “Recursos humanos”, “Marketing”, etc. Entonces la persona de recursos humanos podía ingresar solamente al área de recursos humanos para administrar ese contenido. Y esto era totalmente viable de realizar con Drupal.

No solo hay facilidad para editar la información de todo el sitio sino también para crear roles de usuario y definir “permisos” haciendo que cada usuario tenga una función determinada.

Para finalizar quiero destacar que más allá de que sea fácil administrar y manejar el contenido, entregamos a cada cliente un instructivo de uso para que pueda disponerlo cuando lo necesite. En esa guía enseñamos a tener el control del sitio que fue realizado y por supuesto a entender mejor la lógica de funcionamiento.