Para resolver el aspecto gráfico de todo desarrollo web se pueden optar por dos opciones:

Realizar un diseño a medida del cliente - Que implicaría diseñar todo desde cero en un programa como Illustrator o Photoshop. Luego pasar el diseño a tecnología Web mediante hojas de estilo (CSS). Finalmente realizar el testing en los navegadores y en los dispositivos mobile.

Este trabajo podría llevar un tiempo estimado de 50 horas en adelante con todas las iteraciones que implica con el cliente hasta resolver el diseño.
Tiempo, desgaste, un monto mayor de inversión.

Utilizar un Theme existente y ajustar solo algunos elementos - Que significaría utilizar alguno gratuito que se encuentre en Drupal.org o comprar alguno pago de sitios como ThemeForest.

En términos generales se buscan varias opciones de plantillas, se las envía al cliente quien elige una y luego se instala. Y desde el vamos el diseño se encuentra aplicado desde el día uno.

Las ventajas son: agilizar los tiempos de desarrollo, utilizar algo que ya está armado funcionando correctamente, menores montos de inversión para el cliente, velocidad en tiempo de resolución del proyecto.

Si la opción anterior son 50 horas en adelante, esta opción puede resultar en algo como 5 horas en total (siempre y cuando se le hagan la menor cantidad de modificaciones posibles al template)

¿Qué opción conviene elegir?

Dada la gran cantidad de templates existentes (ya sean pagos o gratuitos), y que a su vez se observa un aumento en su calidad, sugerimos utilizar una plantilla en la mayoría de los casos.

Y esto va más allá de si está el dinero para invertir o no. Va más por una cuestión práctica, de agilidad y de resolver el aspecto gráfico bien y más rápido, para poder destinar tiempo a otras tareas donde sea necesario (quizás de funcionalidad, de contenidos, de experiencia de usuario)

Se trata de una decisión de dónde destinar el tiempo y la energía, tanto en las personas que realizan el trabajo como también por el lado del cliente.